Inicio » Curso de Guitarra » Consejos previos al curso.

Consejos previos al curso.

Unos consejos útiles que daré de antemano antes de comenzar:

 

 

 

Lo más conveniente es que utilices una guitarra clásica para aprender. La guitarra acústica puede ser útil pero con cuerdas de nylon (las cuerdas de la guitarra tipo clásica). De caso contrario, puedes hacerlo con una eléctrica (si practicas con amplificador siempre en tono limpio, es decir que el sonido que reproduzca sea sin alteraciones); o también con una acústica con cuerdas de acero, qué es el correcto uso de esta guitarra.

 

 

 

 

  Consigue una púa ya que con ella puedes realizar varios de los ejercicios que se encuentran en éste curso. Sería muy conveniente que compraras varias ya que es muy común que se pierdan. Estas las compras en cualquier tienda de accesorios para músicos.

 

 

 

 

 

Consigue practicar en un lugar apropiado: no hay lugares establecidos para aprender a tocar guitarra. Lo lógico es que puedas tener espacio suficiente, una silla adecuada para estar bien erguido y con las piernas en 90 grados. Preferentemente que sea silencioso, no absoluto, pero que permita recrear un ambiente digno para practicar.

 

 

 

 

 No intentes de ir demasiado rápido, lo hemos dicho en la bienvenida al curso: el hecho de que puedas avanzar de una lección a otra de una manera rápida (con sólo un click) no significa que estés listo para la siguiente. Trata de entender y dominar cada lección que tomes antes de avanzar. Eso te dará mejores resultados.

 

 

 

 

«Todo ejercicio debe estudiarse muy lentamente, y una vez dominado puede acelerarse, pero nunca a un tiempo que impida el control de los movimientos». Esta frase es ya muy conocida, es importante que entiendas que cuando se aprende a tocar un instrumento lo más que debes darle importancia es la calidad del sonido que produces, no a la velocidad en que tocas.

 

 

 

 Siempre guarda tu guitarra en su estuche o funda, te ayudará a conservarla. Lo mismo que tus utensilios cómo púas o anotaciones, guárdalas para que se vayan acostumbrando a que son parte de tu vida diaria y necesitas darle un lugar adecuado cuando incluso están descansando.

 

 

Y por último, paciencia y constancia. Toma un tiempo determinado cada día (aunque sea corto) y trata de ser consistente. No vale desanimarse, toma tu propio paso, poco a poco. Trataré de ser lo más emotivo posible para que puedas aprender con soltura y diversión, pero si no te comprometes contigo mismo a aprender entonces estaremos perdiendo el tiempo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *