La estructura de la guitarra nos es muy importante reconocerla. Aprender sus partes hará todo más sencillo pues el hecho de reconocer su nombre y su lugar nos permitirá tener un conocimiento más profundo del instrumento que estamos aprendiendo, como así también en caso de algún inconveniente o problema surgido, podamos abordarlo para solucionarlo según el caso que corresponda.

Cada parte de la guitarra es de vital importancia: cada parte del cuerpo responde a un todo en su perfección. Si deseamos aprender a tocar la guitarra tenemos que conocer las partes o elementos que constan de ella. Voy a poner las partes de los dos tipos de guitarras: clásica (primera imagen) y eléctrica (segunda imagen). Anteriormente aconsejaba comenzar el curso aprender con la que mencioné primero. Hay muchas partes de ambas guitarras que coinciden en su funcionalidad y las mencionaré en breve.

 

 

 

La guitarra clásica (figura de arriba). La guitarra eléctrica (figura de abajo).

 

Cuerdas 


La guitarra consta de seis cuerdas que toman su nombre según el sonido que producen cuando se tocan al aire (sueltas) y se enumeran de abajo hacia arriba, tomando como referencia la posición normal en que se toma la guitarra para tocar. La cuerda más delgada es la número 1 y la más gruesa es la 6ta. En las clásicas, las tres agudas son de nylon monofilamento y las graves tienen un núcleo multifilamento y un entorchado de cobre (plateado, cobre u otra aleación). En las eléctricas las cuerdas tienen núcleo de acero, el entorchado es de aleación níquel / hierro, acero niquelado u otro metal o aleación.

 

 

Clavijero 


Su función es la de sostener y tensar las cuerdas, para ello consta de un mecanismo compuesto por tornillos sinfín que hacen girar un eje donde van enrolladas las cuerdas (estas son las clavijas), estos ejes poseen un agujero central por el que se introduce la cuerda. Algunos constructores utilizan diseños personales que permiten distinguir sus instrumentos. La parte frontal es de madera laminada.

La Cejuela (Superior) 


Es una pieza de forma alargada que va incrustada en la parte superior del diapasón, entre éste y el clavijero. Normalmente es de hueso o materiales sintéticos duros (tales como el grafito). La cejuela controla la altura de las cuerdas al aire sobre el primer traste y permite la separación de las cuerdas, fijándolas gracias a unas ranuras que lleva en su parte frontal.

Mástil – Diapasón 


El Diapasón es una pieza de ébano alargada de forma aplanada que cubre el Mástil, éste tiene una o dos ranuras en las que encajan en la caja y es de madera dura de arce, por la parte frontal. Está dividido en espacios delimitados por unas barras de metal incrustadas llamadas trastes, generalmente a éstos espacios se les llama igual. Cada espacio (o traste) representa una nota musical.

Cuerpo 


El Cuerpo o Caja de Resonancia es la parte principal y fundamental de las guitarras acústicas, está formado por la Tapa Superior o Tapa Armónica, la Tapa Inferior y los Costados. Es el encargado de amplificar los sonidos que se producen al tocar las cuerdas, cuando estas se golpean se produce una vibración que es recogida por el puente y se transmite a la tapa del cuerpo, la vibración que produce esta tapa es recogida y amplificada por el cuerpo de la guitarra, sonido que sale a través de la boca.

Puente 


El Puente es una pieza alargada y estrecha situada sobre la Tapa Superior a cierta distancia de la Boca. Es donde se fijan las cuerdas antes de colocarlas y tensarlas en el clavijero. El sistema de colocación es similar al del clavijero. Para graduar la altura de las cuerdas en las acústicas en la parte superior del puente nos encontramos con la Selleta (cejuela inferior) y en las eléctricas el mismo puente puede graduarlas. Si queremos profundizar más el asunto, indico que existen 2 principales tipos de puentes: el Tune-O-Matic (usado en las Les Paul) y el de las selletas individuales (usado en las Stratocaster – el que se puede controlar la altura de las cuerdas por separado). Algunas guitarras eléctricas, como las Les Paul, llevan un soporte llamado Coral que es el que sujeta las cuerdas a la caja de la guitarra.

Pastilla 


Dispositivo con un bobinado (puede ser de bobina única como en las guitarras tipos Stratocaster o de dos como la Les Paul, como en la imagen que vemos arriba) de alambre delgado que transforma el sonido en señales eléctricas. Las pastillas se controlan mediante un selector (o conmutador) de dos o tres vías, que permite usar una u otra, o dos a la vez. También tienen un control de volumen y otro de tono.

Alma del Mástil (Varilla Tensora) 


Esta las llevan todas las guitarras de cuerdas de acero y se encuentra a lo largo del Mástil, debajo del Diapasón. Esta compensa la curvatura provocada por la tensión de las cuerdas. La varilla se ajusta por medio de una tuerca hexagonal que se encuentra en el extremo más próximo a la caja o del otro extremo del Mástil (en el clavijero – este extremo es ocultado por la Tapa del Alma, que es de madreperla o de algún material sintético).

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Unos consejos útiles que daré de antemano antes de comenzar:

 

 

 

Lo más conveniente es que utilices una guitarra clásica para aprender. La guitarra acústica puede ser útil pero con cuerdas de nylon (las cuerdas de la guitarra tipo clásica). De caso contrario, puedes hacerlo con una eléctrica (si practicas con amplificador siempre en tono limpio, es decir que el sonido que reproduzca sea sin alteraciones); o también con una acústica con cuerdas de acero, qué es el correcto uso de esta guitarra.

 

 

 

 

  Consigue una púa ya que con ella puedes realizar varios de los ejercicios que se encuentran en éste curso. Sería muy conveniente que compraras varias ya que es muy común que se pierdan. Estas las compras en cualquier tienda de accesorios para músicos.

 

 

 

 

 

Consigue practicar en un lugar apropiado: no hay lugares establecidos para aprender a tocar guitarra. Lo lógico es que puedas tener espacio suficiente, una silla adecuada para estar bien erguido y con las piernas en 90 grados. Preferentemente que sea silencioso, no absoluto, pero que permita recrear un ambiente digno para practicar.

 

 

 

 

 No intentes de ir demasiado rápido, lo hemos dicho en la bienvenida al curso: el hecho de que puedas avanzar de una lección a otra de una manera rápida (con sólo un click) no significa que estés listo para la siguiente. Trata de entender y dominar cada lección que tomes antes de avanzar. Eso te dará mejores resultados.

 

 

 

 

“Todo ejercicio debe estudiarse muy lentamente, y una vez dominado puede acelerarse, pero nunca a un tiempo que impida el control de los movimientos”. Esta frase es ya muy conocida, es importante que entiendas que cuando se aprende a tocar un instrumento lo más que debes darle importancia es la calidad del sonido que produces, no a la velocidad en que tocas.

 

 

 

 Siempre guarda tu guitarra en su estuche o funda, te ayudará a conservarla. Lo mismo que tus utensilios cómo púas o anotaciones, guárdalas para que se vayan acostumbrando a que son parte de tu vida diaria y necesitas darle un lugar adecuado cuando incluso están descansando.

 

 

Y por último, paciencia y constancia. Toma un tiempo determinado cada día (aunque sea corto) y trata de ser consistente. No vale desanimarse, toma tu propio paso, poco a poco. Trataré de ser lo más emotivo posible para que puedas aprender con soltura y diversión, pero si no te comprometes contigo mismo a aprender entonces estaremos perdiendo el tiempo.

, , , , , ,