El Chicago Blues es un tipo de blues que se originó gracias a la adición de más instrumentos al Blues básico o del Delta, que por aquél entonces predominaba entre los emigrantes, se ganó así, en riqueza musical con el apoyo de guitarras amplificadas, batería, bajo, saxofón y piano.
Musicalmente posee un vocabulario sonoro más amplio, al emplear más notas que el blues tradicional, normalmente, de seis notas. Éste género añade notas de la escala mayor con el objetivo de, sin perder la esencia de blues, acercarse a un ambiente más típico del Jazz, suele incluir la técnica de bendings y sutiles vibratos. Por otra parte, también están muy presentes tanto los acordes y las notas de novena en la base rítmica y en las escalas utilizadas en los solos, respectivamente.
En el Chicago Blues predomina la labor varias guitarras en conjunto, es decir en compañía, puesto que al conocer algún patrón básico de estructura es relativamente fácil añadirle elementos de adorno y turn-arounds, incluso variarlo de tonalidad, y por otra parte, al acompañante le resultará cómodo con alguna sencilla escala, la pentatónica o la de blues hacer algunas frases o solos. También podría ir haciendo una melodía, similar a la línea de acompañamiento del bajo.
Recordando los sonidos más característicos y bluseros de grandes maestros como Elmore James, Freddie King, Howlin’ Wolf, Muddy Waters, Buddy Guy, Bo Diddley, entre muchos otros.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,